HISTORIA

Passapoga nació en 1942 en Madrid, España, en el número 37 de la Gran Vía, principal avenida de la capital española. Desde sus orígenes se caracterizó por su lujo y elegancia, convirtiéndose en uno de los referentes nocturnos europeos.
Con el mismo espíritu de la sala europea, Passapoga Chile abrió sus puertas el 30 de mayo de 2002, dispuesta a construir una marca inolvidable en la historia de la noche santiaguina. Esa jornada actuó Alejandra Pradón, reconocida vedette argentina que se encargó de inaugurar la sala con el máximo glamour posible.
Desde entonces, Passapoga se ha caracterizado por albergar a las más destacadas artistas y vedettes del mundo hispanoparlante, quienes han actuado directamente en el local o en diferido, usando este como locación de TV

ESTRELLAS

Si hay algo que diferencia a Passapoga de otros Gentlemen’s Club de Chile es la interminable lista de estrellas que ha desfilado por el club. Celebridades como Maripepa Nieto (España, quién actuó también en la sala de Madrid), Catherine Fulop (Venezuela), Graciela Alfano (Argentina), Leonor Varela (Chile), Amalia Granata (Argentina), Andrea Dellacasa (Argentina), Pamela Díaz (Chile), Ariela Madeiros (Brasil), Viviana Nunes (Chile), Anita “Gesiha” Alvarado (Chile) o Nicole “Luli” Moreno (Chile), son sólo algunos de los nombres que han actuado en el legendario club de Providencia.
Recordada es la emisión de junio de 2006 del programa Animal Nocturno, conducido por Felipe Camiroaga. En la ocasión, la reconocida actriz Claudia Conserva realizó en Passapoga una rutina inspirada en los Cabaret Burlesque, que fue televisada a todo el país y sacó portadas en diarios y revistas.
En la misma sala se han rodado videoclips (José Alfredo Fuentes y Álvaro Henríquez), se han hecho funciones de teatro (“La Nueva Minoría” de Cristián García Huidobro) y grabado teleseries como “Charly Tango”, donde la actriz Katty Kowaleszcko interpretó a una bailarina de cabaret. El conductor de TV Sergio Lagos también usó la sala nocturna como locación para el programa “Locos por el Baile”.

IMPACTO

A diferencia de otros clubes nocturnos de la capital, Passapoga siempre ha estado en el ojo de los medios de comunicación. Quizás por su glamour, quizás por las estrellas que lo visitan o por los clientes de alto perfil que asisten, el caso es que la marca Passapoga no ha pasado desapercibida para la prensa.

Uno de los primeros “escándalos” de Passapoga fue la propuesta publicitaria que instaló en las calles en 2005, lo que le valió la censura de la comuna de Vitacura. La incomprensible reacción del municipio nunca quedó clara, ya que los afiches no mostraban nada, salvo a la bailarina Michelle Cavallo de gafas oscuras. La controversia estuvo dando vueltas varios días en los diarios y, al final, Passapoga ganó más por los efectos mediáticos de la retirada del cartel.
Otro escándalo ocurrió en diciembre de ese mismo año, cuando Passapoga creó el número “Las Chicas Bond”, con vestuario original y música compuesta especialmente por Álvaro Scaramelli. Sorprendentemente, la empresa que manejaba la patente de James Bond alrededor del mundo, Danjaq LLC (USA), se enteró del show y demandó a la empresa. En resumen, solicitó al Departamento de Propiedad Industrial de Chile que eliminara el registro de “Chicas Bond” y otras compensaciones.
En Passapoga también se vendió la botella de ron al precio más alto que se ha pagado en Chile, un total de 3 millones de pesos chilenos por un Havana Club Máximo. Sandro Retamal, administrador del local, la trajo expresamente para un cliente que solicitó una partida de esta serie limitada y numerada a solo mil en el mundo.

PASSAPOGA, UN CLUB DE CLASE MUNDIAL

Passapoga en Chile también ha hecho escuela, ya que además fue el primer centro que empezó a dictar clases profesionales de caño o “pole dance” (en 2009), lo que permitió masificar esta actividad artística en nuestro país. Marlén Olivarí o Francesca Gigna son algunas de las chicas que han tomado clases con los destacados coreógrafos de Passapoga, como Rody Campos.
Hoy la legendaria sala de Providencia es un hito en la historia chilena, quizás sin comparación. Con instalaciones de gran elegancia y shows de estudiada perfección, se ha ganado la reputación de ser el único cabaret donde los clientes buscan volver una y otra vez. Hoy es hasta un hito turístico evidente, con personas que se fotografían fuera de sus instalaciones.

Con espectáculos continuados toda la noche y un gran desfile de estrellas, Passapoga se apresta a celebrar su aniversario número 13, en una historia que solamente ha ofrecido excelencia a la noche santiaguina.